Cuenta Pública 2009

"Aspiramos a una justicia que llegue a quienes la necesitan, cuando la necesitan y valorada por la comunidad"

Presidente de la Corte Suprema Urbano Marín entregó Cuenta Pública al inaugurar el Año Judicial 2009

La eficiencia y la probidad en el quehacer de los tribunales ligado a la oportuna y expedita atención a los usuarios fueron los puntos que marcó como avances y también como desafíos el presidente de la Corte Suprema Urbano Marín al entregar su cuenta pública con motivo de la inauguración del Año Judicial 2009.

A la ceremonia realizada en el salón del Honor del Palacio de Tribunales asistió el ministro de Justicia Carlos Maldonado; el Contralor General de la República, Ramiro Mendoza; el Fiscal Nacional Sabas Chahuán; la Defensora Pública, Paula Vial; el presidente del Consejo de Defensa del Estado, Carlos Mackenney y los integrantes del Tribunal Constitucional, entre otras altas autoridades.

Asimismo estuvieron presentes los presidentes de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados, Edmundo Eluchans, y del Senado, José Antonio Gómez.

En la cuenta pública se señaló que durante 2008 el ingreso total de causas fue de 2 millones 882 mil cuarenta asuntos nuevos, lo que significó un aumento de 13% respecto del año anterior, lo que sumado al alza de 2007 representa un incremento de casi 30% de ingresos a los tribunales en tan sólo dos años. El presidente Marín dijo que esta cifra mantiene la tendencia de la comunidad nacional "a judicializar sus asuntos públicos y privados".

En su revisión al trabajo realizado durante 2008 por el Poder Judicial, el presidente de la Corte Suprema mencionó cuatro aspectos como prioritarios: transparencia, control de corrupción, eficiencia y atención al usuario.

Sobre la transparencia, junto con valorar el avance en el mayor acceso a la información a través de los cambios realizados a la página web institucional, afirmó: "El ocultamiento de la verdad es el inicio de la corrupción de las costumbres", decía Voltaire. Esto significa que no basta que sea amplia la publicidad de los actos y resoluciones judiciales y expedito el acceso a la información. Lo que realmente importa es que ambos permitan comprobar que la acción judicial se lleva a cabo correctamente. Es lo que queremos lograr por estas vías: mostrar todo el tiempo que el Poder Judicial es honesto y trabaja con eficiencia".

Urbano Marín destaco las medidas para detectar, controlar y sancionar si procede la corrupción, destacando que se ha castigado severamente 14 casos detectados internamente el 2008, así como la creación de un mecanismo de coordinación con otras cuatro instituciones encargadas de estas materias: el Tribunal Constitucional, la Contraloría General de la República, el Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado. El próximo paso, anunció, será un seminario conjunto entre estos cinco organismos en abril próximo, en el que "intercambiaremos informaciones, experiencias y estrategias".

Para los magistrados -dijo Urbano Marín- "la función de juzgar, y en su caso, sancionar a otros exige contar con una credencial ética especial", es decir, que el buen comportamiento que se les reclama "es uno superior al normal".

En cuanto a la eficiencia, una de las tareas auto impuestas en la cuenta del año pasado, Marín dijo que "la acción judicial debe ser oportuna, como lo señalaba Séneca, al sostener que 'nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía'. Esto es para nosotros un imperativo, pues la justicia debe tener un costo razonable para la sociedad. Y la forma de alcanzar estos objetivos es aumentar la eficiencia judicial". Y precisó que, por ejemplo, las cortes de apelaciones redujeron sus causas pendientes en 43%.

Otro avance en este ámbito será la especialización de las cortes de apelaciones, la que incluirá la creación de un tercer tribunal de alzada en la Región Metropolitana que "conocería de los procedimientos laborales y contenciosos administrativos". El proyecto es un estudio en conjunto con el Ministerio de Justicia.

La gestión administrativa y financiera del Poder Judicial fue resaltada por el presidente de la Corte Suprema quien destacó la labor realizada por la Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ) y el reconocimiento que obtuvo de autoridades de gobierno y en el ámbito internacional, como lo fue la certificación ISO. Gracias a ello, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) expresó su interés de continuar apoyando otras áreas de gestión.

El titular de la Suprema hizo una especial mención a la tramitación de las causas por violaciones a los derechos humanos en los tribunales del país, destacando que en el 2008 se registraron importantes avances en estos procesos. Al respecto agregó que los tribunales han cumplido su función aplicando las leyes que rigen estas situaciones cuando así ha correspondido. "Esas normas son las mismas que regían cuando se inició la investigación de los hechos, pues no han sido derogadas, modificadas ni objeto de interpretación legislativa alguna durante todo este tiempo. Se entregó por entero a los tribunales el conocimiento de esas situaciones y los tribunales han hecho lo que saben, deben y puede hacer: instruir los procesos y resolverlos con absoluta independencia, la que es inseparable de la función judicial".

Propuestas de Trabajo

Entre las propuestas de trabajo contenidas en la cuenta anual del Poder Judicial se mencionó los aportes que se harán a los proyectos de reforma de la justicia civil -en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la República-, así como un análisis del recurso de casación en el fondo que ha caracterizado la competencia de la Corte Suprema desde 1903. Debido a lo desvirtuado que estaría este recurso en su objetivo de uniformar la interpretación judicial, Urbano Marín sostuvo que tendría asidero "la idea de generalizar la sustitución de este recurso por el de nulidad de los procedimientos reformados y limitarlo a los casos en que se requiera uniformar la jurisprudencia o en que el fallo impugnado vulnere un principio fundamental de derecho o garantías individuales reconocidas en la Carta Política".

"Aspiramos a una justicia que llegue a quienes la necesitan y cuando la necesitan. Y que sea valorada por la comunidad, porque existe certeza de que procedió en forma honesta. Este no es un ideal inalcanzable", finalizó el presidente de la Corte Suprema.

 

 
 Anexos
 
2.- Labor Jurisdiccional de las Cortes de Apelaciones:
     I. Ingreso Juzgados del país, comparación 2007/2008 Parte 1   Parte 2
5.- Dudas y dificultades en la aplicación e inteligencia de las leyes y de los vacíos notados en ellas.
     I. Resumen
6.-
8.-